martes, 1 de octubre de 2013

♥ La leyenda del Llamador de Ángeles ♥



“Hace miles de años, los humanos vivían en contacto directo con sus Ángeles Guías o Ángeles de la Guarda, y que, por alguna razón, seguramente vinculada al Pecado Original, tuvieron que dejar de vivir conjuntamente con éllos. Los Ángeles, apenados por la pérdida de la compañía de los humanos, , obsequiaron a éstos con colgantes esféricos de plata pura que, al agitarlos, sonaban como campanillas.”
“Estas esferas eran un símbolo de protección. Los Ángeles se despidieron de los humanos y les explicaron que, aunque ya no los volverían a ver, si se sentían en peligro, desprotegidos o simplemente tristes, sólo necesitaban agitar la esfera, ya que, cuando escuchara su sonido, el Ángel Guía -Ángel Guardián- de cada uno, acudiría en su ayuda o compañía. Los Ángeles pusieron una condición: el colgante sería de uso exclusivo y personal, pues todos tenían un sonido propio y reconocible por cada Ángel Guía -Ángel de la Guarda-, y este ángel no puede ser prestado a otra persona
Si se contravenía esta condición, la magia y protección de la esfera desaparecería. También explicaron a los humanos que el mismo colgante podía ser utilizado por una madre y su bebe mientras éste se encuentra en gestación, ya que en este estado, ambos comparten un Ángel Guía.
Una vez que el bebé hubiera visto la luz, la madre debía decidir si el colgante se utilizaba para su protección o para la de su hijo recién nacido”.

Un Llamador de Ángeles tiene la facultad de proteger a quien lo posee y favorecer su bienestar. Es una joya con forma de esfera de plata de ley con diminutos trozos de plata en su interior. Estos trozos al chocar entre ellos crean un delicado sonido que atrae a los Ángeles, que acuden a su llamada aportando protección, amor y apoyo a quién les solicita su ayuda.

Algunas personas construyeron llamadores de Ángeles con las mismas bases energéticas para proteger los ambientes (son los que hoy conocemos para colgar del techo o en las ventanas)

El sonido armonizador de un Llamador de Ángeles, trae paz y alegría al espíritu.

Un Llamador de Ángeles (joya personal) tiene que ser de plata para funcionar como protector espiritual (la plata es un metal que simboliza la pureza y tiene una fuerte carga mágica). Habitualmente se lleva como colgante en el cuello, aunque también puede colocarse en el hogar, preferiblemente en una puerta o en una cuna. 

En la puerta, al abrirla y cerrarla provocamos que el llamador se mueva y suene. En la cuna, debemos hacerlo sonar antes de que el bebé se duerma para proteger así su sueño.



El llamador de Angeles para el hogar puede ser conrtuido con materiales varios y diferentes formas y podemos consagrarlo a la Energia de los Angeles, pidiendo su presencia, Guia y Proteccion tan solo tomandolo en nuestras manos mientras repetimos en voz alta: "Amados Angeles, Seres de Energia de Luz, Amor y Voluntad Divina... que el Universo a traves de mi Corazon consagre y bendiga este elemento para que sea un conector y canal de la Energia Angelica en mi Hogar. Gracias"


♥ ¡¡Que disfrutes mucho cada contacto con la Energia de los Angeles!! ♥


Con Amor!!
Laura Eva

1 comentario:

  1. Gracias Laura Eva,¿los elementales son considerados como angeles,ó son angeles inferiores?Yo he hecho fotografias gracias a los infrarrojos de ellos y tambien gastan bromas pesadas,ni con el tetagramaton los detienes,?Angel Miguel Jaen-España

    ResponderEliminar