jueves, 26 de noviembre de 2015

♥ LA NOVENA DE LA FELICIDAD ♥



Esta mos realizando desde hace varios dias una Novena (que terminamos y volvemos a empezar). La intencion es elevar las frecuencias Vibratorias del Aura Colectiva de la Humanidad... llenar la Atmosfera de Amor, Esperanza, Paz... La herramienta que utilizamos es el Rosario Alquimico... Aquel que Amir (el Alquimista) entrega a Ana al finalizar su viaje en "La Conspiracion de los Alquimistas" de Hania Czajkowski. Antes que nada... a Hania Czajkowski... GRACIAS!!! por el Amor que compartes!!!!

♥ Nuestra Intencion estara orientada hacia la Felicidad... propia, del entorno, del mundo... Asi como en la Meditacion del Amor Compasivo (Metta bhavana) generamos Amor hacia nosotros mismos que se va expandiendo e irradiando hacia el entorno, hacia el mundo... de la misma manera intencionaremos FELICIDAD... desde la entrega incondicional permitiendo que el Universo acondicione lo que sea necesario para esa felicidad... ¿por que pedir por uno? Porque nadie puede dar o compartir lo que no tiene... ¿Por que pedir por el mundo? Porque la Felicidad solo es posible a traves del Servicio... porque somos todos parte de este Mundo y porque el mundo es parte de todos nosotros... 

♥ LA CONVOCATORIA: Debes rezar el Rosario durante 9 noches consecutivas... Puedes unirte en cualquier momento... Hacemos el rezo del Rosario y nos Almaencontramos a las 00 Hs de cada pais... Solo lleva unos minutos hacerlo y brinda una Paz contagiosa!!! Puedes invitar, compartir con quien quieras!!!

¿COMO HACER EL ROSARIO? Solo necesitan disponer de unos minutos para confeccionarlo... 17 cuentas que pueden ser gemas, de madera, semillas (de origen natural, no plastico ni goma), hilo natural para enhebrarlas, y una aguja par apasar el hilo por el orificio si es necesario. Se hilan como se muestra en la fotografia...

¿COMO SE REZA?  Procura un momento de Paz... en el que puedas estar en tu Espacio Sagrado... Enciende una vela blanca y un sahumerio (o incienso)... Este paso puede ser real o sutil (si no tienes o no puedes encenderlos, imaginalo) Elige el Rito que prefieras de acuerdo a tu credo o gusto (yo soy Cristiana pero tambien me gusta rezarlo a traves d elos Salmos Hebreos o las Prosas Musulmanas)Tomas el Rosario en tus manos y comienzas...

PRIMER CUENTA: Elegimos un símbolo ancestral para entrar al rosario... para abrir la puerta al momento de Oracion... par ainiciar el Camino del Rosario. La Cruz para los cristianos, la media luna para los hebreos, o la estrella para los musulmanes.

CUENTAS 2,3,4 :tres oraciones al principio activo masculino de la creacion

CUENTAS 5,5,6 tres oraciones al principio receptivo femenino de la Creacion

CUENTA 7 hacemos el pedido o intencion o agradecimiento (en esta Novena intencionaremos: QUE SEA YO PLEN@ DE FELICIDAD, QUE TODOS A MI ALREDEDOR SEAN PLENOS DE FELICIDAD... QUE TODA LA HUMANIDAD SEA PLENA DE FELICIDAD)

CUENTAS 8 A 17 Circulo de Alabanzas

Algunas personas de otros credos me preguntaron si podian hacerlo... Y obviamente si!!! Consultandolo con mi corazon te digo si!! Porque una herramienta alquimica tan magica ha de ser para todos los seres!!! Solo deben buscar los simbolos, las oraciones o decretos o afirmaciones que evoquen lo que el Rosario representa:

* Un simbolo para ingresar a la novena, un mudra, un mantra...

* Una oracion, afirmacion, salmo, frase, mantra que invoque al principio masculino de la creacion

* Una oracion, afirmacion, salmo, frase, mantra que invoque al principio femenino de la creacion

* Y para el circulo de alabanzas oracion, afirmacion, salmo, frase, mantra que exprese la Gratitud y alabanza hacia la creacion


AQUI TE DEJO EL TEXTO EXTRAIDO DEL LIBRO "La Conspiracion de los Alquimistas" de Hania Czajkowski. CON LA MANERA DE REZAR ESTE ROSARIO (Hebreo, cristiano y musulman o sufi)

"El Ritual Cristiano se abre con un mudra, el gesto mágico de los cristianos primitivos. En su tiempo fue una poderosa y secreta señal de liberación y aún lo sigue siendo si conoces su significado.

Se trata del signo de la Cruz. Con tu mano derecha une en vertical el entrecejo (centro de la visión del cielo), con tu centrocardíaco (para encender el fuego del espíritu en tu corazón). Une luego en horizontal tu pasado ( o sea , tu tradición cristiana que te fue legada por tus ancestros),tocando el hombro izquierdo, con el futuro, cuyo símbolo es el hombro derecho, pasando por el poderoso presente, el centro.

Has abierto La Puerta.

Eleva entonces tres oraciones al cielo a través del Padrenuestro.

Tres a la creación através del Avemaría, repitiendo las palabras del ángel de la Anunciación.

En la séptima cuenta, haz el Pedido.

Pide al cielo lo que anhelas, agradece algún don recibido o entrégate a lo divino.


Cierra el rito con nueveoraciones, que forman el círculo de las alabanzas, pronunciando el Santo.Santo, Santo, convocando a los angeles para que te acompañen y protejan.


Persígnate entonces como cierre del ritual.

Este ceremonial, la Novena Alquimica, es adecuado para calmar un corazón sediento de amor y de compasión. Va directo al alma. Estambién muy fuerte cuando quieres liberarte de alguna situación que te oprime pues es altamente purificador en si mismo. También otorga una protección especial. Y, por supuesto, al tratarse de un ritual alquímico, produce, como todos ellos, una transmutación irreversible.

Luego de nueve días de férrea persistencia en tus oraciones, de amorosa dedicación, vendrá la respuesta del cielo. Te lo dice un apasionado peregrino de los misterios, inmensamente feliz.
El ritual hebreo:
En primer lugar te enseñaré el camino de la estrella de seis puntas. Amir se puso de pie y yo con él.
-Los hijos de David permanecen de pie y balancean rítmicamente el cuerpo hacia adelante acompañando el rezo que, de acuerdo con esta tradición, se inicia mediante una inclinación ritual de la cabeza. Ya te expliqué que la cuenta inicial del rosario alquímico o puerta de acceso al mundo sutil se abre con un signo diferente en
cada tradición. ¿Sabes qué significa la inclinación de cabeza de la hermosísima tradición hebrea?
-No -contesté sin aventurar una respuesta.
-La inclinación de cabeza simboliza una entrega: el orante renuncia a su mente ordinaria, se rinde a la mente divina. Renuncia a sus razonamientos, se olvida de sus prejuicios, arroja al suelo simbólicamente todo el contenido de su mente.
-¡Este gesto... -balbuceé- e-es maravilloso!
-Y absolutamente poderoso, al igual que el balanceo mientras se ora. Las tres cuentas siguientes están dedicadas a Elohim o Padre Cielo de los hebreos. No hace falta que te diga que también es nuestro. Una vez abierta la puerta al Camino de los Misterios, recita, salmodia, canta o susurra el siguiente salmo, tres veces
consecutivas:
Yo te amo, Señor, mi fortaleza.
Señor, mi defensor, mi baluarte, mi libertador.
Dios mío, mí protector, a ti me acojo,
mi escudo, mi fuerza salvadora y mi refugio.

El salmo 18 es el cántico de la liberación... el equivalente a los tres Padre Nuestros.
La caverna se iluminó con un suave resplandor tal como venía aconteciendo ante cada revelación de Amir.

-Luego -prosiguió-, en la cuarta, quinta y sexta cuentas, eleva a los cielos el salmo del renacimiento:
Tú visitas la tierra, tú la riegas,
tú la colmas de riquezas,
tienes agua en abundancia para repartir
y hacer que crezcan los trigales.
Así preparas la tierra:
riegas los surcos, aplanas los terrones,
la ablandas con las lluvias, bendices los brotes.
Coronas el año con tus gracias,
a tu paso los campos rezuman abundancia.

Amir dijo, casi en un murmullo:
-Quien conoce el poder de transmutación de los salmos es un afortunado.
Un rayo de luna extremadamente brillante inundó la caverna como asintiendo.
-El salmo 65 -continuó el maestro- es de una fuerza perturbadora, tiene el mismo poderoso efecto del Ave María. Has legado ahora a la séptima cuenta -observó, mirando el rosario que yo sostenía en mis manos-.
Pide al cielo la gracia que más necesites. O bien agradece sí te sientes bendecido o, simplemente... ¡entrégate al cielo infinito! Luego recorre el círculo de las alabanzas a través de este salmo de la tradición, el 103, rezándolo nueve veces tal como hicimos con el Santo...

Alaben al Señor, ángeles de Dios,
seres poderosos que ejercitan sus órdenes
y obedecen su voz de mando.
Alaben al Señor, poderes celestiales,
que están a su servicio y cumplen su voluntad.
Alaben al Señor, todas las obras de Dios,
en cualquier lugar de su dominio.
Alaba, alma mía al Señor.

-Los salmos son mensajes al cielo ordenados ritualmente, y transmiten fuerza por el solo hecho de ser pronunciados en voz alta. Las oraciones de cualquier tradición reconocida tienen un valor absoluto e inmutable.
Cada palabra tiene poder, no está puesta por casualidad, tiene una cadencia precisa. Las plegarias están además impregnadas con la fuerza de la repetición que va agregando cada generación. Por eso, siglo tras siglo, al seguir resonando en los éteres, estas palabras se vuelven más y más magnéticas. Cada día que pasa tienen más fuerza, el tiempo juega a nuestro favor. También debes conocer el misterio de los libros sagrados.

Tanto la Biblia, como el Talmud o el Corán, son textos que llegan de otros mundos, proceden de regiones enigmáticas, desconocidas para nuestra limitada mente concreta. Son códigos para abrir los misterios, no se los debe interpretar como pertenecientes a nuestro tiempo y espacio. Tienen su propio y secreto ritmo y… vaya si es poderoso.

-Entiendo que si yo perteneciera a la tradición hebrea comenzaría naturalmente por estas oraciones. Pero, no siendo ésta la tradición de mi infancia, ¿en qué momento puedo hacer este ceremonial que me parece conmovedor?
-Cuando sientas que quieres rendir tu mente, cuando quieras iniciar un éxodo de una situación que te hace
sufrir, cuando necesites retornar a la ley, al orden. En fin... cuando por alguna misteriosa razón lo sientas así.
Luego de nueve días de elevar estas oraciones al cielo, seas de la tradición que seas, sin duda alguna llegará la respuesta. Te lo dice un viejo alquimista.

El ritual cristiano

-Este ritual alquímico utiliza el mudra, el gesto mágico de los cristianos primitivos. En su tiempo fue una poderosa y secreta señal de liberación y aún lo sigue siendo si conoces su significado. Se trata del signo de la cruz. Con tu mano derecha unirás el entrecejo, centro de la visión del cielo, con el centro cardíaco, para
encender el fuego del espíritu en tu corazón. Une luego en horizontal, desde el hombro izquierdo donde se encuentra el pasado, la tradición cristiana que te fue legada por los ancestros con el futuro, cuyo símbolo es el hombro derecho, pasando por el poderoso presente. Eleva entonces tres oraciones al cielo a través del Padre Nuestro. Tres a la creación a través del Ave María, repitiendo las palabras del ángel de la Anunciación. En la
séptima cuenta, pide al cielo lo que anhelas, agradece algún don recibido o entrégate a lo divino. Cierra el rito con nueve oraciones, que forman el círculo de las alabanzas, pronunciando estas inefables palabras...

Santo,
Santo,
Santo,
Dios de la creación,
Llenos están los cielos y la tierra de tu gloria.
Gloria sea a ti, el altísimo.
Bendito es el que viene en nombre del señor.
Hosanna en las alturas.

-Persígnate entonces como cierre del ritual. Este ceremonial es adecuado para calmar un corazón sediento de amor y de compasión. Va directo al alma. Es también muy fuerte cuando quieres liberarte de alguna situación que te oprime: es purificador. También otorga una protección especial. Y, por supuesto, al tratarse de un ritual alquímico, produce, como todos ellos, una transmutación irreversible.
Luego de nueve días de férrea persistencia, de amorosa dedicación, vendrá la respuesta del cielo. Te lo dice un apasionado peregrino de los misterios, inmensamente feliz.

El ritual sufí
-Los peregrinos de la tradición sufí entran al Camino de los Misterios a través de la puerta de la media luna. La media luna simboliza la fuerza de Dios creciendo en la tierra. La puerta de la media luna se abre con una postración mirando al este. Se colocan las palmas de las manos tocando el suelo, las rodillas se doblan y se pliegan las piernas. La frente debe también apoyarse en la tierra en señal de rendición de la pequeña mente a
la gran mente de Dios. Esta posición revela un gran secreto... todo aquel que se rinde a Dios de esta manera absoluta, está en contacto íntimo con Él. Trasciende de un salto la barrera de la mente, anula las distancias, respira Su aliento, se impregna de perfección. Luego de realizar la postración, manteniéndote de rodillas... cierra los ojos y ora de esta manera al Padre cielo:

Él es mi Señor y el vuestro.
SeguidIo porque Él es el camino del bien...

Las llamas de las velas crepitaron como encendidas por una repentina pasión.

-Corán, capítulo 43, versículo 64 -susurró Amir mirando el fuego-. Esta oración es la que libera el alma de toda esclavitud. Siempre con los ojos cerrados... deja que tus labios pronuncien tres veces la siguiente oración:

Entrad vosotros y vuestras esposas en el jardín de las delicias.
Abrid vuestros corazones al júbilo...

Un delicioso perfume a rosas e incienso impregnó la caverna iluminada por la luz de la luna.

-Los sufíes invocan de esta manera a la Madre Divina: Corán, capítulo 43, versículo 70 -dijo Amir con suavidad-. Ésta es la llave del renacimiento; luego de susurrarla, pide la gracia que deseas... Estarás entonces en la séptima cuenta... la del pedido, el agradecimiento o la entrega. Nuevamente deberás postrarte, para realizar las alabanzas. El círculo de las bendiciones se cierra repitiendo nueve veces estas majestuosas palabras:
Gloria a Dios soberano del cielo y de la tierra.
Él está sentado sobre el trono sublime.

-Corán, capítulo 43, versículo 82 -dijo Amir, acompañado por un lejano coro de ángeles que salmodiaban la última alabanza-. Incorpórate entonces lentamente y realiza una última postración entregándote a Alá, el Dios de los sufíes, para cerrar el ritual. Elohim, Alá, Dios Padre... son algunos de los nombres con los que llamamos al Cielo. Por este hermosísimo ceremonial se sienten seducidos muchos alquimistas, aun los que no pertenecen a la tradición sufí. Es especialmente fuerte para aquellos que tienen alma de poetas y de artistas.
Exige rendirse al Cielo en una entrega apasionada y total, muy parecida a un amor incondicional. Después de nueve días consecutivos de oración, ten la seguridad de que el don que pediste te será concedido... Te lo dice un enamorado del Cielo. Hay otro pequeño secreto. El viernes, dedicado a la bella Venus, es el día sagrado de la tradición sufí. El sábado, día del sabio Saturno, es el día sagrado de los hebreos. El domingo, día del brillante Sol, es el día sagrado de los cristianos. Tenlo en cuenta para iniciar en los días correspondientes cualquiera de los tres ceremoniales. El rito tiene la particularidad de proporcionar una forma a aquello que es energía. Es como un sostén, un molde. ¿Llegas a comprender la importancia de esto que parece tan simple? El rito es la vasija y la luz divina, su contenido... "

1 comentario: